Todos los horarios+horarios
MOMENTO LIFETIME

Porqué J.K. Rowling es un ejemplo de vida que no debemos olvidar

Magia, hechiceros, espíritus y criaturas fantásticas pueblan el apasionante universo de Harry Potter. Y la historia de vida de su creadora, J.K. Rowling, no se queda atrás, ¿quieres conocerla?

Joanne Rowling nació en Gloucestershire, Inglaterra, y comenzó a escribir de pequeña. Durante un viaje a Londres, luego de cursar sus estudios universitarios, le vino a la mente la idea de una escuela de magia, e inmediatamente puso manos a la obra, esbozando los primeros capítulos de lo que sería el fenómeno internacional de Harry Potter. 

Pero no todo fue tan sencillo: por esa época, Joanne debió afrontar la muerte de su madre, quien hacía 10 años que batallaba contra una terrible enfermedad. Si bien las circunstancias le permitieron sumar profundidad a sus relatos, en un principio afectaron significativamente su trabajo. 

A comienzos de la década de 1990 se mudó a Portugal. Allí conoció al periodista Jorge Arantes, con quien tuvo una hija: Jessica Isabel. Pero al poco tiempo se vio obligada a huir por sufrir de violencia doméstica, e incluso solicitó una orden de restricción. 

Joanne viajó a Escocia, donde se encontró sin empleo, debiendo mantener y cuidar a su bebé sólo con el dinero de la seguridad social. Cada día se enfrentaba cara a cara con la pobreza, teniendo que contar hasta la última moneda para comprar comida, e incluso robando pañales para su pequeña. 

Como si esto fuera poco, sufrió de una depresión clínica que la llevó a considerar la idea del suicidio. Sin embargo, la valiente mujer no bajó los brazos y decidió sacar el máximo provecho de su compleja situación. Su ritual cotidiano consistía en sentarse en una cafetería y, luego de dormir a su niña, escribir hasta el cansancio. 

Hoy en día resulta difícil de creer que “Harry Potter y la piedra filosofal” haya sido rechazado por 12 editoriales. Incluso, cuando el presidente de Bloomsbury, por recomendación de su hija de 8 años, decidió publicarlo, este le solicitó a la autora que utilizara un seudónimo, ya que prefería mantener en secreto que se trataba de una mujer.

El éxito de su producción fue arrollador, y la escritora llegó a convertirse en la primera persona en obtener 1000 millones de dólares únicamente con la literatura. Pero sus logros económicos no se comparan con su inmensa fortuna creativa: 7 novelas de Harry Potter con sus respectivas versiones cinematográficas, y la recién nacida saga de películas basada en su libro “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”.  

¿Cuánto de su vida personal crees que hay en la obra de J.K. Rowling?